Pasando el estrecho parte III y final

domingo, julio 23, 2006

Ya en el puerto de Algeciras nos empezamos a percatar de la hospitalidad Marroquí o Magrebí. Ya que la mayoría del personal de las instalaciones era de este país.
Nos indicaron muy amablemente en que zona nos tenían que emitir el billete (Pues lo compramos Online). Pero lo mejor de todo era que los que nos daban las instrucciones eran los empleados de otras empresas que en teoría son la competencia de la empresa con la cual viajaríamos.

Ya una vez en el barco me sorprende la comodidad del ferry. No sé, quizás porque la imagen que tenia de los ferrys era solo la de los de transporte de camiones y mercancías. También fue un alivio descubrir que este medio de trasporte es muy estático. Por lo que no sufrí de mareos ;-)
El sellado de pasaportes lo hacen dentro del mismo barco. Una comodidad la verdad.

Desembarcando en Marruecos no nos terminamos de hacer una idea de donde estamos. Pues el paisaje sigue siendo el mismo. Grandes ferrys y coches de emigrantes Árabes por doquier.
Una vez salimos de las instalaciones portuarias, no sé como se sentirían mis acompañantes Alemanes. Pero yo me sentí literalmente como en casa. Sí, había muchos elementos que me recordaban a mi país de nacimiento. Y en particular a la costa norte. Elementos tales como un sol intenso, calor sofocante, caos vehicular (Sobre todo la sobre oferta de transporte publico que es la gran causante de estos caos), bastantes transeúntes, algún que otro mendigo (La gran mayoría de avanzada edad) y como no, las marcadas diferencias sociales.

Nos dirigimos al centro de la ciudad que es donde suele estar lo interesante, ¿No?. Bueno por lo menos en la mayoría de ciudades suele ser así.
Como llegamos muy temprano (07:00 hora local) aún no habían abierto los comercios, ni casas de cambio. Por lo que nos toca quemar tiempo con las fotos de rutina y alguna vuelta sin rumbo.

09:00; todo abre y se intensifica el trafico de vehículos y de transeúntes. Aquí es sálvese quien pueda. Las señales de trafico de existir, existen. Pero se ve que están de adorno porque los conductores no le hacen el menor caso. Y los pasos para peatones... mucho cuidado, que si en España pocos paran. Aquí ninguno. Vaya, una vez más no sé si estoy en Marruecos o en el centro de una ciudad Colombiana.

Seguimos a donde va el tumulto y llegamos al mercado de la ciudad. Abundante comercio informal y ambulante. Sigo sintiéndome como en casa y reflexiono sobre que en Colombia una gran mayoría de la población gana su sustento con este tipo de comercio. Personas a las cuales nuestro “Honorable” presidente en complicidad con el DANE(Entidad publica encargada de las estadísticas) cuenta como empleados formales para hacer creer que en su legislatura ha disminuido el % de desempleo. Una de las muchas manipulaciones a las que este señor recurre para mantener al pueblo engañado.

Los nativos son todos muy amables y deseosos de ayudarte en todo lo que puedan. Y aquí aclaro que no es la típica ayuda que ofrece la gente de las zonas turísticas para venderte algo u obtener alguna gratificación. No, es gente normal que si les preguntas algo no dudan en responderte y a ser posible en tu idioma. Sí, descontando sus 2 idiomas oficiales(Árabe y Francés para quien no sepa) la inmensa mayoría hablaba Español. Ok, puede ser por la proximidad y al haber sido protectorado de España.
También en Ingles y para nuestra sorpresa hasta en Alemán cuando se enteraban que habían Germano parlantes en el grupo. Esto último sí que me sorprendió.
Vamos, que se parece a la afinidad que tienen en España por los idiomas extranjeros...
Y eso que España si que es una potencia turística.

La verdad es que Tánger no es una ciudad muy grande, por lo tanto no hay mucho que ver. Pero para ser nuestro primer contacto con la cultura Árabe y con África. Quedamos cautivados. Sobre todo con la calidez, amabilidad y respeto de su gente. La cual es cosmopolita y hasta pentalingüe ;-) Destaco también la seguridad.

Nos hemos propuesto volver, pero esta vez por más tiempo y a más zonas del país.

Como una imagen vale más que mil palabras. En el siguiente post subiré algunas fotos.

2 comentarios:

Marta Salazar dijo...

menos mal que no te mareaste!

Oye, muy buenos los ya cuatro artículos (incluynedo el de fotos) en que nos has contado de tu viaje.

Muchas gracias!

Le pondré un enlace!

Ah! si alguna vez vas a Stgo. de Chile, el centro de la ciudad no es muy atractivo ni es bonito; te lo dice alguien que trabajó aos en el centro (como la mayoría de los abogados de mi ciudad)... hay lugares MUCHO MÁS LINDOS dentro de la misma ciudad!

Un abrazo!

Sudaka Colombo - Español dijo...

Gracias por el consejo sobre Santiago. Si algún día voy, te consultare sobre los mejores sitios para ver.
Mis padres estuvieron viajando por el cono Sur(Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay) y les gusto mucho. Sobre todo les encanto Argentina.

Un saludo.